IKIGAI corporativo: la razón de ser

IKIGAI es un concepto japonés, que nace de la unión de dos palabras: IKIRU – para vivir – y KAI – realización, logro –. Traduce, entonces, fuerza o motor que impulsa a alguien a conseguir lo que quiere, lo que le da felicidad.

Aplicado al plano empresarial, IKIGAI se convierte en a dónde quiero llevar mi empresa: mi PROPÓSITO.

Trabajar el IKIGAI dentro de una organización es muy importante, es un proceso que trae beneficios a las empresas y también a los empleados de manera individual.

Normalmente se realiza a través de un proceso de reflexión y autodescubrimiento, donde la empresa debe analizar y aceptar lo que ha sido durante su existencia, logros alcanzados, así como aspectos negativos que también hacen parte de ella.

Dicho proceso ayudará a establecer dónde está su IKIGAI, cuál es verdaderamente su propósito, si corresponde con lo que creía y de qué manera ese descubrimiento supone cambios en su organización.

Es importante que los empleados hagan lo mismo de manera personal, ahonden en sus creencias, valores, acciones y descubran su verdadero propósito en la vida que puede o no corresponder con el propósito de la empresa.

Las organizaciones valientes se dirigen al éxito

Es posible que luego de esto algunos empleados se den cuenta que la empresa para la que trabajan no es lo que buscan, y es algo que tarde o temprano iba a ocurrir.

Una empresa solo debería contratar empleados cuyo propósito esté en concordancia con el suyo. Y de la misma forma aplica para los empleados. Así que pudiera parecer un acto riesgoso, pero que es casi un requisito para el éxito.

IKIGAI permite tener organizaciones más conscientes, con empleados más empoderados, unidos y comprometidos, porque su propósito se cumple al mismo tiempo en que se cumple el de la organización para la que trabajan: pues es el mismo o se complementa.

Nuestra empresa cuenta con los expertos que necesitas para identificar tu IKIGAI, nos encantaría ayudarte en tu proceso.

Contáctenos